» Imprimir nota  
14/02/2016 - Columna de opinión
La Voz del Interior | Opinión

Gestión pública y servicio civil: el valor estratégico de la formación


La profesionalización del servicio civil tiene una incidencia directa en la gobernabilidad democrática, en la calidad de las instituciones de un territorio y en los procesos de desarrollo. Por María Laura Porrini (*)


Las problemáticas asociadas a la necesaria profesionalización del servicio civil remiten a un debate centrado en la capacidad del Estado para dar respuesta a las demandas sociales.

En este sentido, las capacidades estatales se asocian de manera directa a dos conceptos: ?gobernabilidad?, que apunta a las capacidades del Estado para gobernar; y ?gobernanza?, que se centra en el modo en que el Estado articula con otros actores para generar valor público.

Algunos autores refieren a la gobernanza como un proceso de dirección de la sociedad que ya no es equivalente a la acción directiva del gobierno de manera excluyente, sino que en él toman parte otros actores.

La consideran un nuevo modo de ejercicio del liderazgo y la conducción política, una nueva relación entre gobierno y sociedad que marca el paso del gobierno centralizado a un sistema de gobierno en el que se requieren y activan los recursos del poder público, del sector privado y de los actores de la sociedad civil.

En este tipo de procesos, es clave el fortalecimiento de las capacidades de cada uno de esos actores que conforman ese nuevo sistema de gobierno que constituirá la base del proceso de gestión del desarrollo sustentable del territorio.

Desde esta perspectiva, tanto la gobernabilidad como una nueva gobernanza requieren de un servicio civil profesionalizado, dotado de las herramientas necesarias para gestionar con eficacia, eficiencia y responsabilidad los recursos públicos en un contexto determinado.

Tales recursos potenciales no sólo implican los económico-financieros, sino también la capacidad de generar y movilizar capital social; de construir consenso y legitimidad en torno de las políticas; de planificar y de articular redes de trabajo, orientándose por el valor de la responsabilización y rendición de cuentas que el servicio público conlleva.

En cuanto a competencias profesionales y responsabilidades, la principal diferencia entre lo público y lo privado está marcada por los fines que uno y otro persiguen.

Así, mientras el propósito de una empresa privada está permeado por la generación de lucro, el fin del Estado actual se asocia a la creación y reproducción de valor público.

Esta divergencia fundamental en cuanto a la finalidad de cada uno es la que remite a capacidades específicas y diferenciadas en lo que a gestión refiere.

Así, mientras en un caso las modalidades de gestión implementadas y los resultados obtenidos afectarán sólo a una porción reducida de la sociedad, cuando se hace referencia a la gestión pública los resultados obtenidos recaen sobre una parte significativa de esa sociedad. Lo cual tiene consecuencias muy diferentes tanto en su escala como en su ámbito de incidencia.

Esto determina responsabilidades diferenciadas en lo que a gestión pública y privada se refiere.

Importancia

Quienes desempeñan labores en el sector público están expuestos a cuestionamientos mucho más profundos que quienes lo hacen en el sector privado. Es normal que así sea, pues mientras los primeros gestionan recursos de carácter público con el fin de crear valor para toda la sociedad, los segundos gestionan recursos privados y deben adecuarse a las lógicas de gestión privadas.

De este modo, la importancia de la profesionalización de quienes se desempeñan en el sector público es enorme, en tanto no sólo puede conllevar una mejora del proceso de diseño y entrega de las políticas públicas implementadas para generar valor público, sino que además afianza la posición del gestor público, posibilita su promoción y potencia su legitimidad en la comunidad en la que se desempeña.

La relación positiva entre profesionalización y legitimidad es clara. Y, lógicamente, esta profesionalización tiene una incidencia directa en la gobernabilidad democrática, en la calidad de las instituciones de un territorio y en los procesos de desarrollo.

*Coordinadora de la Licenciatura en Gestión Pública de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Córdoba


Tipo de nota: Columna de opinión
Medio:
La Voz del Interior
Sección/Suplemento: Opinión | Página: 14 A
Autor / Redactor: María Laura Porrini
Fecha de publicación: 14/02/2016
Más información:

Click aquí






» Imprimir nota
 
 

Oficina de prensa
medios@uccor.edu.ar

Área de Comunicación Institucional
Oficina de Prensa
Sede Centro
Ob. Trejo 323 - Centro
Ciudad de Córdoba, Córdoba, Argentina
Tel: (351) 4219000 int. 204
Universidad Católica de Córdoba - www.ucc.edu.ar

Sistema de seguimiento de medios - webmaster@ucc.edu.ar