» Imprimir nota  
17/12/2016 -
La Voz del Interior | Opinión

Contra la brecha social


La Universidad Católica de Córdoba (UCA) determinó en un estudio que la mayoría de los cordobeses percibe una desigualdad social alta o muy alta en su lugar de residencia, en la provincia y en el país.


Un estudio realizado por la Universidad Católica de Córdoba determinó que la mayoría de los cordobeses percibe una desigualdad social alta o muy alta en su lugar de residencia, en la provincia y en el país.

Es un dato muy importante, que debería ser analizado a fondo. Permitiría, por ejemplo, justificar ciertas políticas públicas y redirigir un segmento considerable de las cuentas del Estado, así como movilizar al sector privado para comprometer su apoyo a distintas acciones concretas que apunten a reducir la brecha.

El trabajo –que incluyó a mayores de 18 años, habitantes de ciudades de la provincia con más de 10 mil habitantes– define a la desigualdad social como “las diferencias, entre personas o grupos, de posibilidad de acceso y goce de valores (materiales y simbólicos, incluyendo derechos), socialmente definidas como tales y de las que normalmente depende la capacidad de cada persona y grupo de vivir como prefiere hacerlo”.

Por supuesto, en un país donde, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), uno de cada tres argentinos es pobre, una amplia fracción de la población no tiene acceso a los bienes más elementales.

Ahora bien, este proyecto no buscaba medir la desigualdad social, sino su percepción. Si vale decirlo así, no quería saber si los cordobeses la sufrimos en carne propia, sino si hacemos una satisfactoria lectura de lo que se juega en la brecha social.

Pues bien, el resultado es alentador. La encuesta advierte que el 60 por ciento de los cordobeses percibe una fuerte desigualdad en su lugar de residencia; un 70 por ciento la observa en el marco provincial; y en el país, el índice trepa hasta el 85 por ciento.

Quienes perciben más las desigualdades tienen entre 30 y 54 años, poseen una educación universitaria completa o incompleta, se identifican ideológicamente del centro hacia la izquierda y se ubican, por lo general, en la clase alta y media alta.

A propósito de este último atributo, vale subrayar que en las clases baja y media baja también se registra una alta percepción de la desigualdad. Eso significa que la clase media tradicional es el sector social que menos registro tiene del problema.

La doble pregunta que ahora debemos respondernos es: por un lado, qué tareas le corresponden al Estado –los municipios, claro, pero también la Provincia– para generar igualdad; por otro lado, qué podemos hacer nosotros, individualmente o uniéndonos bajo el paraguas de un actor social representativo –empresas, organizaciones sociales, asociaciones profesionales, cooperativas, gremios, etcétera– para promover igualdad.

En otros términos, cómo nos involucramos para revertir esa dura realidad que percibimos. Si una inmensa mayoría piensa que vivimos en una sociedad desigual, no debería costar demasiado.


Tipo de nota:
Medio:
La Voz del Interior
Sección/Suplemento: Opinión | Página: 30
Autor / Redactor:
Fecha de publicación: 17/12/2016
Más información:

Click aquí






» Imprimir nota
 
 

Oficina de prensa
medios@uccor.edu.ar

Área de Comunicación Institucional
Oficina de Prensa
Sede Centro
Ob. Trejo 323 - Centro
Ciudad de Córdoba, Córdoba, Argentina
Tel: (351) 4219000 int. 204
Universidad Católica de Córdoba - www.ucc.edu.ar

Sistema de seguimiento de medios - webmaster@ucc.edu.ar