Noticias UCC

Energía y PyMES

Publicado el 17/05/2016 en Noticias UCC

El reciente reacomodamiento de las tarifas de electricidad, los aumentos en el precio de los combustibles líquidos y en las tarifas de gas han puesto nuevamente en la discusión pública la problemática del sistema energético nacional.

Estas medidas, forman parte de la nueva la política formulada para el sector, y si bien está en línea con las prácticas más recomendadas y difundidas a nivel internacional, no están exentas de controversias, ya que uno de los efectos es una fuerte transferencia de ingresos entre sectores de la sociedad. 

De esta manera, el nuevo esquema implica un cambio en la forma de financiar la prestación del servicio. Se pasa de un sistema en que la sociedad en su conjunto financiaba gran parte de la provisión, a través de subsidios aportados por el gobierno nacional, a uno donde el usuario es el que afronta el costo de la prestación. Este cambio, origina una transferencia de recursos entre sectores de la población, aliviando la carga fiscal a partir de un mayor aporte de los usuarios.

Por otra parte, estos ajustes en precios y tarifas tienen impactos diferenciados según el sector económico que se trate. Para ello, es necesario tener en cuenta que el 80 % del consumo total de energía del país corresponde a los sectores del transporte, residencial e industrial, que participan con el 29%, el 26% y el 25%, respectivamente, de la demanda energética nacional.

El sector del transporte, y desde que el gobierno nacional se hizo cargo de YPF, ha venido registrando los efectos del alza en el precio de los combustibles, que en la actualidad alcanzan valores superiores a los observados en la mayoría de los países vecinos. Esto tiene implicancias en el costo de movilidad de cargas y personas, repercutiendo en todo el sistema de precios de la economía.

Respecto al precio de los combustibles, es necesario destacar que actualmente en el país el valor del barril de petróleo es casi el doble que en el mercado internacional, siendo uno de los aspectos más controvertidos de la actual política energética nacional, ya que implica un subsidio de los consumidores de combustibles hacia los productores de petróleo.

A su vez, el aumento en el GNC para uso vehicular es un factor adicional que incide en los costos de movilidad. Para destacar, sólo en la provincia de Córdoba hay casi 250.000 vehículos habilitados para el uso de GNC. 

Los usuarios residenciales son los que sufrirán en mayor medida los efectos del reacomodamiento de las tarifas de energía eléctrica, ya que es el segmento del consumo que recibía el más alto nivel de subsidio. A su vez, el reacomodamiento de las tarifas eléctricas tiene implicancias en la equidad territorial, debido a que una parte sustancial de los subsidios estaba destinada a la distribución de energía eléctrica en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, servicios prestados por las empresas EDENOR y EDESUR. En el resto del país, las tarifas de distribución ya se han venido ajustando en los últimos años, como por ejemplo las fijadas en la provincia de Córdoba por la EPEC y las cooperativas, que son una de las tarifas más altas de la Argentina.

Por su parte, el sector industrial y de grandes consumidores son los que percibirán en menor medida los efectos del reciente aumento de la electricidad, debido a que estas categorías de usuarios ya había visto incrementado en años anteriores el precio de este insumo. No obstante, dentro del sector productivo, las Pymes son las que notarán el mayor impacto del nuevo esquema tarifario planteado a nivel nacional.

De esta manera, los ajustes tarifarios son parte de la nueva política energética implementada en el país y apuntan a sincerar precios que habían quedado muy retrasados (inflación reprimida), que si bien le dificulta al gobierno reducir la inflación en el corto plazo, los efectos en el nivel general de precios serán acotados en el tiempo y con impactos diferenciados por zona geográfica y sector de la sociedad.

Por José María Rodríguez, docente de Política Económica en nuestra Facultad de Ciencias Económicas.

  facultad de ciencias económicas     universidad católica de córdoba     noticias ucc     pymes     josé maría rodríguez     facea     los costos de la energía  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn