Noticias UCC

Talento humano en las organizaciones

Publicado el 31/05/2019 en Noticias UCC

Las organizaciones son las personas que las integran, son sus talentos desplegados en el trabajo que así, agregan valor tanto a la organización como a la persona.

Con mucha frecuencia se escucha hablar, o se participa en conversaciones sobre el tema del talento humano. Se presentan preguntas tales como. ¿Es importante para el éxito de las organizaciones? ¿Cómo identificamos personas talentosas? ¿Qué dificultades se presentan a la hora de contar con el talento necesario en una organización?

Estas preguntas se plantean en un contexto en el que las organizaciones tienen grandes desafíos que abordar debido al cambio permanente, la necesidad de innovar para diferenciarse de otros competidores y así potenciar resultados. Allí toma sentido el aporte de valor de los talentos.

La mirada de las organizaciones implica salir de esquemas más rígidos, de modelos uniformes, de recetas estándar, para pasar a modelos más flexibles que permitan pensar el desarrollo de las personas desde la singularidad de cada perfil aportando herramientas diversas que respondan a esa diversidad.

El concepto de talento humano refiere a un conjunto de habilidades, incluyendo el conocimiento, que son puestos en acción en relación con un objetivo sostenido por un grupo de personas y que involucra también su compromiso. Esta definición combina tres elementos centrales para hablar de talento: capacidades, compromiso y acción.

Como punto de partida, las organizaciones deben reflexionar desde qué lugar van a abordar la gestión del talento de sus colaboradores, ya sea desde enfoques puntuales orientados a algunas personas, o bien desde enfoques más integrales, que potencien los talentos de todos quienes integran una organización. Luego podrán avanzar en el desarrollo de un conjunto de herramientas que les permitan potenciar estos talentos.

Para ello, es necesario, en primer lugar, poner en valor este tema en la organización, debatir y reflexionar para profesionalizar su gestión. En segundo lugar, profundizar en el conocimiento del talento de las personas en las organizaciones. Muchas organizaciones suelen desconocer el talento de sus colaboradores, lo cual dificulta que puedan desplegarse y potenciarse. Para esta finalidad, existen un conjunto de herramientas que se pueden aplicar. A partir de allí, y en tercer lugar, las organizaciones deberían planificar acciones y desarrollarlas para potenciar estos talentos. Esto requiere acciones permanentes y sostenidas en el tiempo, que permitan finalmente producir cambios en las organizaciones.

Es importante señalar que en la gestión del talento humano participan un conjunto de actores, tanto internos como externos a la organización. En lo que refiere a los actores internos, mencionamos como actores clave las áreas de gestión de recursos humanos (o similares), todas las personas que tengan equipos de colaboradores a cargo, y los propios/as trabajadores/as. En lo que refiere a los actores externos, los gobiernos -a través de sus políticas educativas y laborales-, así como también las instituciones educativas de diversa naturaleza, pueden contribuir fuertemente al desarrollo del talento humano.

Finalmente, todos estos debates y acciones toman un sentido cabal si se comparte la idea de que todas las personas poseen talentos, es decir, todos podemos aportar algo que puede agregar valor a un objetivo.

  Sofía Conrero     Vanessa Cravero     organización     gestión     valor     talento humano     resultados     trabajo  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn