Noticias UCC

VIH: Elegí saber

Publicado el 16/06/2015 en Medicina y Salud

Alumnos de la Sociedad Científica de Estudiantes Gregorio Marañón (SoCCEM GM) organizaron las charla "Transmisión Perinatal de VIH, Sífilis y Hepatitis: Nuevo escenario en América Latina y Argentina" con especialistas del área de prevención en transmisión vertical de la Dirección Nacional VIH/SIDA e ITS (Infecciones de Transmisión Sexual).

Silvina Vulcano (SV) es Tocoginecóloga y Miriam Bruno (MB)- Pediátra Infectóloga. Ambas pertenecen a la Dirección Nacional VIH/SIDA e ITS y coordinan el área de prevención en transmisión vertical, término que se refiere a la transmisión de madre a hijo de VIH, sífilis y hepatitis B.

–¿Cómo es la situación en nuestro país en cuanto al tema de transmisión vertical del VIH?

SV– Las cifras que manejamos son de aproximadamente 2.000 embarazadas con VIH que paren en las instituciones públicas y privadas a nivel país. Esta proyección deriva de datos concretos de notificación que durante el año 2013 nos fueron llegando a la Dirección de sida y en los que se refleja que casi 1300 mujeres con VIH tuvieron a sus bebés en las maternidades públicas.

En nuestro país, hay recursos para que hoy no tengamos situaciones de sífilis congénita y de niños con VIH y las acciones de prevención apuntan justamente a evitar que el virus pase al niño.

MB– Desde el punto de vista pediátrico, además de la prevención, el diagnóstico de los niños en el momento oportuno es uno de nuestros compromisos. La detección precoz en los niños permite poder instaurar tratamientos efectivos lo más temprano posible, para que puedan tener una sobrevida y una calidad de vida similar a cualquier niño no infectado.

–¿Qué tratamientos se utilizan para evitar la transmisión y para tratar a los niños?

SV– Lo primero es el diagnóstico durante el embarazo. Si esa mujer no sabía que es positiva el embarazo es un momento de diagnóstico importante. No solo la mujer debe testearse para VIH Sífilis y Hepatitis B, sino también su pareja. Esto es muy importante porque si la madre contrae la infección durante el embarazo, hay más riesgo de que el virus se  transmita al bebé. En el caso de las infecciones que están en una etapa más crónica, generalmente hay menos cantidad de agentes circulando (virus, bacterias).

Una vez que se determina que la mamá es positiva, se le da un tratamiento para bajar la carga viral circulante. Se hace con varias drogas que no afectan al bebé y así se evita que el virus pase en el momento intrauterino. Otro momento importante de transmisión en el que el bebé tiene altas posibilidades de infectarse es el parto. Para esa situación se le da un tratamiento endovenoso a la mamá y se programa una cesárea.

Un tercer componente es la profilaxis neonatal que es un jarabe que se le da al bebé entre cuatro y seis semanas de vida por si los otros tratamientos fracasaron.

Teniendo en cuenta todos estos pasos, hay una posibilidad de un uno por ciento de que haya algún punto de transmisión.

Charla sobre VIH, Sífilis y Hepatitis
Silvina Vulcano y Miriam Bruno 

MB– También puede transmitirse el virus durante la lactancia. Una mujer que no se infectó durante el embarazo y su pareja es positiva y se infecta durante la lactancia, es muy posible que transmita ese virus a su bebé. Por eso es tan importante el testeo de la pareja para proteger al niño.

–Si no se realiza tratamiento ¿Qué porcentaje de transmisión se maneja?

MB– No en todos los casos hay contagio, tiene mucho que ver, entre otras cosas, con la cantidad y tipo de virus que circula. De 100 mamás que tienen el virus y no hacen ninguno de estos tratamientos, solo 30 o 35 niños van a estar infectados.

En el caso de las madres que no se testearon durante el embarazo, hay test rápidos que se pueden realizar en el momento del parto y en el caso de ser positivo se puede implementar una prevención ampliada con otros antirretrovirales. Si el niño resulta infectado, el hecho de detectar el virus tempranamente, permite que pueda hacer un tratamiento para preservar su estado inmunológico.

 –En los adultos ¿En qué casos es conveniente realizar el test?

SV– Lo más importante es poder ampliar la oferta activa del testeo a todas las personas que consultan al sistema de salud y que el testeo sea ofrecido por cualquier profesional independientemente de su especialidad. Hay aproximadamente un 30 por ciento de personas que hoy son positivos para VIH y que no lo saben.

El testeo es voluntario, gratuito y confidencial,  al igual que es gratuita la medicación para aquellas personas que tienen diagnóstico positivo. Es muy sencillo y hay muchos lugares donde existen test rápidos en los que en 20 minutos puedo saber el resultado con las mismas garantías que con los análisis de laboratorio.

Transmisión vertical nos ha demostrado que cuando se les ofertaba activamente a las mujeres el test de VIH, esas mujeres estaban diagnosticadas más tempranamente a diferencia del varón que ingresa más tardíamente por alguna otra causa y además con enfermedades marcadoras y por lo tanto está más comprometido al momento del diagnóstico.

– ¿Es posible que nos hayamos relajado con respecto a la prevención?

MB– Sí, uno tiene la sensación de que se fue naturalizando esta problemática y que se han ido relajando las conductas y la prevención porque ha pasado a ser algo más de lo cotidiano. Por eso, lo que queremos  transmitir es el mensaje de que estas enfermedades siguen estando y que están resurgiendo en muchos países.

–¿Cuál es el objetivo de acercarse a la Universidad?

MB– Para nosotros esta convocatoria es muy importante porque nos permite mostrar y sensibilizar a un grupo de estudiantes que van a ser los que después van a trabajar en esto y realizar las acciones. También es importante escucharlos para tener información sobre cuáles son las preocupaciones, dudas, conocimientos y demás. 

SV– Los que estamos formados necesitamos escuchar a los que se están formando. A veces, en el ejercicio de la profesión, uno se va alejando de algunas problemáticas que son las que van persistiendo en la población. Parecería que se tienen todos los recursos pero cuesta mucho tiempo generar cambios.

Los recursos están, pero es necesario que esto esté presente como problema en el momento de la asistencia. Cuando llega una persona al área de ginecología y obstetricia, saber que es importante la serología y que es importante convocar al varón que acompaña ese embarazo y que esos resultados lleguen a las personas y que estas sepan que tienen posibilidad y derecho a acceder a un tratamiento para evitar que se instale un problema mayor.

    


Para informarse sobre este tema, ingresar a la Web del Ministerio de Salud. La Dirección tiene muchas alternativas en comunicación tanto para los equipos de salud como para las personas. También está la línea 0800-3333444 para consultas en la que la persona puede comunicarse en forma anónima.

  
  charla     dirección nacional VIH/SIDA e ITS     medicina     transmisión vertical     infecciones de transmisión sexual     sida     prevención     vih  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn