Novedades

Agua: Hay leyes, falta implementarlas

Publicado el 27/03/2017 en Agropecuarias y Ambiente

Este año, el Día Mundial del Agua (22 de marzo), se focaliza en torno a las aguas residuales, su reutilización y reciclaje. La razón es simple. La sociedad humana necesita urgente un uso racional y responsable del agua.

Hoy más que nunca, tenemos la necesidad de realizar un uso racional y sostenible de este recurso. El porcentaje de agua dulce es de un 3,5%, y debido al consumo irresponsable del uso industrial y los vertidos contaminantes sobre las aguas, el porcentaje es cada vez menor. Esto obliga a la creación de políticas públicas y al desarrollo de nuevas técnicas de filtrado y captación de agua dulce.

Algunos ejemplos

Un ejemplo interesante lo encontramos en la zona costera del Desierto de Atacama donde los chilenos se han ingeniado para captar el agua de la niebla que se desarrolla todas las mañanas; que es suficiente para regar pequeñas huertas y así subsistir en un entorno de escasez hídrica. Israel es otro ejemplo del reciclado del agua. En este país se recicla el 80% de las aguas residuales municipales para riego de campo. También son los creadores del riego por goteo, sistema que ha revolucionado la actividad agropecuaria en todo el mundo.

En el caso de Argentina, nos encontramos ante un país privilegiado en lo referente a las reservas de agua dulce por la cantidad de glaciares a lo largo de la Cordillera de los Andes, y los acuíferos Puelche y Guaraní. Y también es un país privilegiado en lo referente a sus legislaciones provinciales del agua. Mendoza creó una legislación provincial en 1884, Salta en 1946 y Santiago del Estero en 1955. Sin embargo, no hay una gran conocimientos sobre estas legislaciones, y sobre todo, hay una gran ineficacia en su implementación. Además, el problema del agua no se puede abordar con seriedad si no se la considera como uno de los principales elementos de un ecosistema. Por lo tanto, el acompañamiento con otro tipo de leyes como la ley de bosques es fundamental. Los bosques son como esponjas que mantienen la humedad y retienen agua dulce ahí donde se producen las precipitaciones. Sin bosques, el agua discurre por la tierra y puede provocar grandes inundaciones como las que contemplamos en las regiones que más se acercan a la costa.

El agua es un derecho humano

En este sentido, no hay un plan serio y estratégico a nivel provincial como nacional del uso, aprovechamiento racional y sostenible del agua. Tampoco tenemos una verdadera conciencia colectiva del uso  y consumo responsable del agua. Mucho menos hay políticas inteligentes donde aseguren un correcto uso y preservación del agua dulce. Hay que recordar que los Derechos Humanos tienen como vértice axial de la vida la dignidad de la persona humana. Entonces, si el agua nos da vida, se desprende necesariamente que la misma es sin dudas un bien colectivo que goza de preferente tutela. Deseamos una urgente planificación de incentivos (de esferas públicas y privadas) a buenas prácticas ético-culturales de valor, uso y consumo del agua como recurso humano fundamental para nuestras vidas y especialmente de las generaciones futuras. Como indican las Naciones Unidas: “Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más necesaria que nunca”.


Por Pablo Sánchez Latorre y Iñaki Ceberio de León. Profesor titular de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UCC, docente de la UNC y de Universidad Nacional de Chilecito; y Doctor en Filosofía por la Universidad del País Vasco (España), investigador docente de la Universidad Nacional de Chilecito e investigador asociado del Centro de Estudios Ambientales de la Universidad Austral de Chile, respectivamente.

  día mundial del agua     derecho     universidad católica de córdoba     ucc     agua: hay leyes, falta implementarlas  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn