» Imprimir nota  
02/07/2021 -
La Mañana de Córdoba | Sociedad

Rinitis: una enfermedad cada vez más frecuente en niños


Investigadores cordobeses sostienen que entre un 20 a 25% de la población infantil padece rinitis sin asma, con influencia del cambio climático y el aumento de la contaminación ambiental.


El grupo, encabezado por los doctores Ricardo José Saranz y Alejandro Lozano, de la Universidad Católica de Córdoba (UCC) llevan adelante un estudio científico denominado: “Enfermedad alérgica respiratoria, el concepto de la vía aérea”. 

La enfermedad alérgica a nivel de la nariz se llama rinitis alérgica (en el caso de ser de causa alérgica) y la correspondiente a nivel bronquial es el asma bronquial. Estas son dos enfermedades altamente prevalentes, “lo que significa que son muy frecuentes y en el mundo se ha descripto que aproximadamente entre un 10 a 15% de la población padece algún proceso alérgico de esta naturaleza. Si tomamos pacientes con asma, quien la padece tiene el 70% de las veces rinitis coexistente al mismo tiempo”, explica Saranz. 

Asimismo, si se toma pacientes con rinitis alérgica, un 40% tiene simultáneamente asma. A partir de allí los autores en la década del ‘90, a nivel mundial, establecieron una guía clínica llamada ARIA (Rinitis Alérgica y su Impacto en Asma), “con esta guía a nosotros se nos ocurrió tener nuestra propia experiencia; tanto es así que por esos años del siglo XX realizamos nuestros primeros estudios y en los 2000 el doctor Lozano hizo su tesis doctoral sobre el tema”, sostuvo el especialista.

Trabajo científico

Con el estudio de campo, los expertos arribaron a las siguientes conclusiones: “La primera es que alrededor del 20 a 25% de los niños con rinitis sin asma tiene afectada su función pulmonar, es decir no se puede menospreciar la evaluación de función pulmonar en los niños con rinitis aun sin síntomas bronquiales. La segunda es que hay un gran impacto en la calidad de vida por el síntoma rinitis en ese grupo de niños y adolescentes, donde el síntoma más molesto es la obstrucción y que los métodos subjetivos de la cuantificación de lo que el niño o adolescente siente ayudan a darle valor preciso”, sostuvo Lozano. 

En cuanto a la segunda, ¿puede servir para adultos?: “No me cabe ninguna duda, aunque no tenemos resultados en esa franja etaria, que se pueda traspolar esa experiencia en niños a la en adultos, en quienes es mucho más susceptible esta dolencia”, añadió.

El estudio científico, que cuenta con el aval de la Secretaría de Investigación y Vinculación Tecnológica de la UCC, se realiza con una muestra homogénea de pacientes, que son los que asisten al Servicio de Alergia e Inmunología de la Clínica Universitaria Reina Fabiola, para lo cual se confeccionan los protocolos correspondientes, siguiendo los principios éticos del nosocomio y de la UCC.

Relación con SARS-CoV2

Con respecto a la relación de estas enfermedades con Covid-19, Saranz apuntó: “No investigamos coronavirus y en este tiempo la recolección de datos se ha visto disminuida por el aislamiento social por la pandemia. Si usted me pregunta a mí que pueda ser la rinitis un efecto adverso de la vacuna, le diría que en realidad en estos días se ha publicado que uno de los criterios de diagnóstico de Covid-19 sea la presencia de la misma, pero los pacientes que tienen una rinitis crónica, es decir síntomas que tienen una estacionalidad larga, por ejemplo de primavera-verano, o síntomas que se llaman persistentes, como consecuencia tal vez de alergia a los hongos de la humedad, a los ácaros del polvo de las casas, a los pelos de animales domésticos, etcétera, puedan tener presentar efectos adversos”.

Lo que debe preocupar como síntoma de coronavirus es “la presencia de rinitis con establecimiento relativamente agudo de fiebre, con dolor de garganta y dentro de un contexto epidemiológico de contacto estrecho. Allí sí la rinitis tiene valor para sospechar eventualmente coronavirus, pero en el caso particular de nuestros pacientes no estaban exentos de tener coronavirus y, lamentablemente, por la situación de pandemia actual, nosotros en lo que va de este año y las dos terceras partes del 2020, hemos tenido una reducción de pacientes, tanto para cuidarlos a ellos como a nosotros los médicos de eventuales contagios, que si bien ha sido un gran problema dentro de la magnitud de la pandemia resulta menor, por lo cual nos hemos puesto a escribir los trabajos científicos”, sostuvieron los especialistas. 

Cambio climático, contaminación y rinitis 

Respecto al clima de Córdoba influye ahora en el aumento de casos de rinitis, pues en realidad, los cambios climáticos indudablemente contribuyen a una prevalencia de enfermedades respiratorias, y en particular la provincia naturalmente ha cambiado, porque en épocas remotas se enviaba a los pacientes con tuberculosis y asma a las sierras por los climas aptos.En realidad, los cambios climáticos han ocurrido a nivel mundial y Córdoba no es la excepción, con mayor cantidad de pacientes con enfermedades alérgicas de diferente naturaleza y también en cuanto a la diferencia estacional que se ha achicado, a decir verdad, los cambios estacionales pueden empeorar estas enfermedades no es que las provoquen, debido a que “las virosis respiratorias son exacerbadoras, desencadenantes de rinitis y de asma o de broncoespasmo”, aseguran. 

Otro factor desencadenante que puede estar en cualquier época del año es la contaminación ambiental, porque no solo las grandes urbes (México, Santiago de Chile o Londres) sino todas las ciudades tienen un alto nivel de contaminación y naturalmente esto tiene un impacto superlativo sobre el aparato respiratorio y dentro de esas patologías que pueden empeorar están las rinitis y también el asma. “Sería bueno que en épocas normales los gobernantes tomen las medidas necesarias para que se evite la contaminación ambiental sin esperar una pandemia de esta magnitud para lograr el objetivo. La contaminación ha generado hasta cambios epigenéticos en los individuos generando patologías que no existían cuando las poblaciones no estaban contaminadas en otros siglos”, añadieron.

Por otra parte, ha habido un marcado descenso de la circulación de estos virus respiratorios (por ejemplo, gripe) y con las vacunas menos incidencia habrá. “Estamos a la espera que la mayoría de la población se vacune para tener este efecto rebaño tan esperado y con la campaña de vacunación contra la gripe, la cual ya está en marcha, porque con vacunación antigripal ante la presencia de síntomas respiratorios se descartaría gripe”, finalizó Saranz.  


Tipo de nota: Nota
Medio:
La Mañana de Córdoba
Sección/Suplemento: Sociedad |
Extraida de:: Ver web

Autor / Redactor: MóNICA, HERNáNDEZ
Fecha de publicación: 02/07/2021
Más información:

Click aquí






» Imprimir nota
 
 

Oficina de prensa
[email protected]

Área de Comunicación Institucional
Oficina de Prensa
Sede Centro
Ob. Trejo 323 - Centro
Ciudad de Córdoba, Córdoba, Argentina
Tel: (351) 4219000 int. 204
Universidad Católica de Córdoba - www.ucc.edu.ar

Sistema de seguimiento de medios - [email protected]